En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

En 27 lenguas es leída la historieta de Quino, pero a partir de ahora, 28, sumando el idioma armenio. ¿Por qué es tan importante Mafalda para la historia cultural argentina? ¿Por qué sigue vigente luego de tantos años y continúa recorriendo el mundo?

 

Una niña con muchas inquietudes; tantas inquietudes que, a partir de comentarios curiosos y hasta un poco ingenuos, termina por dar vuelta las convenciones culturales, sociales y éticas de la sociedad. De eso se trata Mafalda, la historieta que Quino (Guaymallén, Argentina, 1932) comenzó publicando el 29 de septiembre de 1964 en la revista Leoplán y finalizó el 25 de junio de 1973 en el semanario Siete Días Ilustrados. Y aunque haya dejado de salir y su historia se haya detenido, aún continúa presente en el inconsciente colectivo de toda la Argentina, de toda América Latina, y ahora también del mundo.

La embajada argentina en Armenia acaba de informar que la creación de Quino va a ser traducida en ese país. "En el año 2018 —precisaron las autoridades— todos los armenios, jóvenes y adultos, podrán disfrutar los pensamientos y ocurrencias de Mafalda y sus amigos, tan universales y actuales, como lo hemos hecho los argentinos durante más de 50 años". Se trata de la lengua número 28 a la que llega esta singular y emblemática tira.

A través del Programa Sur de la Dirección General de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto —desde 2009 tradujo y editó más de 1.000 obras a 43 idiomas—, es que se llevará adelante este proyecto de traducción. Pero este hecho no es aislado, sino que se trata de un crecimiento sostenido de Mafalda a lo largo y lo ancho del planeta. En mayo de este año, por ejemplo, se anunció su traducción al guaraní.

A diferencia de los relatos tradicionales, cuyos personajes, a pesar de que el tiempo transcurre, siempre tienen la misma edad, Mafalda tiene cuatro años cuando arranca la serie (en el mes de marzo siguiente ingresa al jardín de infantes) y al final de la historieta parece llegar hasta el tercer o cuarto grado de la escuela primaria.

Pero, ¿por qué es tan importante Mafalda para la historia cultural argentina y para la de América Latina en su conjunto? En principio, porque representa la aspiración idealista y utópica de transformar el mundo en un lugar mejor, aunque el pesimismo no desaparezca y la preocupación sigue estando presente. Se trata de una mirada lúcida y crítica, como pocos productos culturales la han tenido, espejo de la clase media y de la juventud progresista.

A partir de ahora, los países que hablan este idioma —no solo Armenia, sino también Georgia y la República de Nagorno Karabaj y todos los armenioparlantes distribuidos por el mundo— podrán disfrutar de un personaje bien argentino, bien latinoamericano.

Fuente: Télam