En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Cinco simpatizantes resultaron heridos luego de una violenta represión. Alrededor de 20 barras quedaron detenidos por los incidentes.

 

Los problemas empezaron antes del encuentro por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores y continuaron dentro del estadio mientras se jugaba el partido, donde la policía reprimió a los simpatizantes en las tribunas durante el primer tiempo.

En la cancha los inconvenientes comenzaron cuando la seguridad no les permitió colgar las banderas. Antes de eso, ocurrieron algunos inconvenientes producto de que hubo gente que quiso ingresar sin entrada, explicó Pablo Carroza en C5N.

El saldo fue de cinco hinchas y dos policías heridos y hospitalizados. Hubo 20 detenidos, entre ellos el hermano de Raúl, el líder de la Guardia Imperial, una de las facciones de la barrabrava de Racing, y una persona llamada Tano de los Racing Stone, según fuentes del Consulado.

Los simpatizantes del elenco de Avellaneda expresaron su malestar con los dirigentes, por algunos problemas que complicaron el viaje. La barra de Racing estuvo almorzando con la de Atlético Mineiro previo al partido, los incidentes se provocaron entre los hinchas y la policía.

Por otro lado, el entrenador de arquero de Racing, Juan Carlos Gambandé, fue denunciado por realizar gestos racistas a los simpatizantes locales cuando terminó el encuentro.