En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Banfield empató con Belgrano de Córdoba a partir de una jugada que se generó luego de que el árbitro del partido le cobrará esta falta al arquero del “Pirata”.

El partido entre Belgrano de Córdoba y Banfield por la Superliga Argentina de Fútbol será considerado como uno de los más curiosos de todo el campeonato argentino a partir de una regla que hizo efectiva el árbitro del encuentro y que no se cobraba desde hacía mucho tiempo.

Fernando Espinoza, máxima autoridad del encuentro, cobró la regla de los seis segundos al arquero de Belgrano y tras esa jugada el equipo visitante consiguió empatar el encuentro justo cuando faltaban pocos minutos para que terminara el partido.

Cesar Rigamonti tardó más de lo indicado para sacar desde el arco por lo que el arquero entonces consideró que se debía poner en práctica la regla de los seis segundos. Cuando el árbitro dio el pitazo para que la pelota se pusiera en juego otra vez, Darío Cvitanich ya tenía la pelota en poder para habilitar a Julián Carranza, que empató el partido.

Esta regla de los seis segundos para el arquero hace que el jugador en cuestión no tarde más de ese tiempo en volver a poner la pelota en juego luego de tomarla. La regla se usó por primera vez en un partido por la Eurocopa 2000, que se disputó en Bélgica y Holanda entre el 10 de junio y el 2 de julio de 2000.

En lo que respecta a la última vez que se cobró en un partido de Primera División argentina, tenemos que remontarnos al 7 de junio de 2015 en la provincia de Misiones, donde se enfrentaron Crucero del Norte y San Martín de San Juan. En aquel día, el arquero local retuvo la pelota durante 10 segundos cuando su equipo iba ganando 1 a 0 y el árbitro Pablo Díaz cobró tiro libre indirecto.

“Los porteros deberán atenerse a la nueva regla de los seis segundos para los saques de puerta con el pie o con la mano durante un partido”, dice el reglamento de la FIFA. Anteriormente los arqueros sólo podían dar cuatro pasos con la pelota en sus manos antes de hacer de poner el balón en juego otra vez.

Según la televisación, el arquero de Belgrano tuvo la pelota en sus manos durante 12 segundos, es decir el doble de lo permitido en el reglamento. Lo cierto es que esta regla no es puesta en práctica muy seguido por los referís. Una vez finalizado el partido cuatro jugadores de Belgrano de Córdoba se quedaron en el campo de juego aplaudiendo, en un claro gesto sarcástico por el fallo que había sido realizado el árbitro. 

 

Para más info escuchá #MileniumSports de Lunes a Viernes de 20:00hs a 21:00hs con @MaxiPalma y @ALuchtenberg