En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

La Comisión Europea impuso una multa de 2.420 millones de euros, la mayor hasta la fecha contra una sola compañía, al fallar que el motor de búsquedas da ventajas "ilegales" a su servicio de comparación de compras.

 

La Comisión Europea (CE) impuso este martes a Google una multa de 2.420 millones de euros, la mayor hasta la fecha contra una sola compañía, por "abusar de su posición dominante" como motor de búsquedas en internet al dar ventajas "ilegales" a su servicio de comparación de compras.

"Lo que ha hecho Google es ilegal bajo las normas antimonopolio de la UE. Ha negado a otras empresas la oportunidad de competir sobre la base de sus méritos y la innovación", indicó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en una conferencia de prensa.

"Y lo que es más importante, negó a los consumidores europeos una verdadera elección de servicios y los beneficios completos de la innovación", añadió.

La CE concluyó que la compañía brindó un lugar prominente a su propio servicio de comparación de compras, de manera que cuando un consumidor hace una búsqueda en Google con la que el servicio de compras quiere mostrar resultados, éstos aparecen cercanos a los resultados de la búsqueda.

Además, según la Comisión, Google "degradó" los servicios de comparación de competidores en sus propios resultados de búsquedas.

Posible apelación

Google anunció que "considera apelar" la decisión de la Comisión Europea (CE) de imponerle una multa récord de 2.420 millones de euros.

"Y lo que es más importante, negó a los consumidores europeos una verdadera elección de servicios y los beneficios completos de la innovación", añadió.

La CE concluyó que la compañía brindó un lugar prominente a su propio servicio de comparación de compras, de manera que cuando un consumidor hace una búsqueda en Google con la que el servicio de compras quiere mostrar resultados, éstos aparecen cercanos a los resultados de la búsqueda.

Además, según la Comisión, Google "degradó" los servicios de comparación de competidores en sus propios resultados de búsquedas.