En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

CALETA OLIVIA.- Dos de los tres integrantes de la comisión ad honorem que creó el Ministerio de Defensa para investigar las horas finales del submarino ARA San Juan declararon ayer en el juzgado federal de esta ciudad. La jueza Marta Yáñez los citó luego de que trascendiera el borrador del informe que a fin de mes deberán entregar al ministro Oscar Aguad.

Los expertos negaron haber hecho conjeturas en el borrador del informe que trascendió a la prensa, según el cual los 44 tripulantes habrían sufrido una larga agonía. Lo dijeron tanto antes de ingresar a la audiencia en un breve contacto con la prensa como luego lo reiteraron en las declaraciones testimoniales que prestaron ante la jueza federal y el fiscal federal Lucas Colla.

Durante varias horas y en testimonios por separado, el contraalmirante retirado Alejandro Kenny y el contraalmirante Adolfo Trama dieron sus puntos de vista a partir de lo investigado hasta ahora en el informe cuya versión definitiva aún no se difundió.

Durante la audiencia, ambos declararon que el submarino se encontraba en condiciones para navegar, y si bien manifestaron que aún no concluyeron la hipótesis final de lo ocurrido, apuntan a un hecho o una falla repentina que derivó en la implosión, de acuerdo con la reconstrucción de la audiencia.

Los integrantes de la comisión que se encuentran finalizando el informe analizaron casos anteriores y bibliografía internacional. Además, se reunieron con otros expertos internacionales, con personas que llevaron adelante la reparación de media vida del submarino y mantuvieron contactos con la Organización del Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares (Ctbto, por sus siglas en inglés), que detectó la "anomalía hidroacústica" el 15 de noviembre pasado

Los marinos se explayaron ante la jueza sobre el punto en el que consideran que el submarino estaba en condiciones de navegar sumergido con seguridad, de acuerdo con lo que surge de los informes del mismo comandante y de las inspecciones efectuadas por la Armada. Ninguna de las pruebas que se efectuaron antes de salir a navegar evidenciaron señales de alerta o sistemas que funcionaran mal.

Hoy, declarará el capitán de navío Jorge Bergallo, padre de Jorge Ignacio Bergallo, uno de los 44 tripulantes del ARA San Juan. En la sala de audiencia del juzgado federal también estará el abogado querellante Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Alejandro Tagliapietra.

Por: Mariela Arias

Fuente: Télam