En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

La propuesta obtuvo dictamen de comisión y ahora podrá ser tratada en Diputados. Qué se hará con el dinero.

 

Un proyecto de ley que aplica multas económicas al acoso callejero consiguió dictamen de comisión en Diputados y ahora está en condiciones de ser tratado en el recinto.

La iniciativa fue presentada por las diputadas Olga Rista (UCR), Victoria Donda (Libres del Sur) y Gabriela Troiano (Socialismo) y consiguió esta semana el dictamen de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados.

Gabriela Burgos, presidenta de la Comisión, afirmó que “es un gran avance en materia de género para luchar contra la violencia hacia las mujeres”.

El proyecto propone penar con multas de $ 3.000 a $ 15.000 al que realice toda acción con connotación sexual a través de gestos o en forma verbal a otra persona y que se lleve a cabo en lugares públicos (o de acceso público) que afecten la dignidad, libertad, integridad física y psicológica.

Esto, claro, siempre que la situación no configure un delito más severamente penado.

Pero además si las víctimas del acoso fueran menores de edad el monto de la multa crece: de $ 5 mil a $ 25 mil.

“La mujer no pide ni desea esta forma de violencia en los espacios públicos. No se discute que le gusta o no la mujer, sino el acto en el que el hombre por si solo y sin respetar los derechos de ellas ejecuta con total liviandad causando degradación, humillación, traumas, trastornos, miedo e intimidación”, agregó Burgos.

Y remarcó que “estas conductas están muy naturalizadas en la sociedad e impiden interpretarlas como una de las tantas formas de violencia que padecemos día a día. Esperamos que pronto logremos concientizar que muchas veces un comentario o un gesto puede significar un verdadero acto de violencia hacia una mujer”.

¿Qué se hará con el dinero de la multa? La norma prevé que se destine al Instituto Nacional de las Mujeres, con el objetivo de fortalecer políticas públicas de prevención.

Otro proyecto, con media sanción

La Cámara de Diputados ya había aprobado en septiembre y envió al Senado en revisión un proyecto que modifica la ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres para incorporar las expresiones con connotación sexual o contra la integridad, lo que se define como "acoso callejero". 

Así con la futura sanción de la ley serán penados las ofensas contra las mujeres que tengan lugar "en espacios públicos o de acceso público, transportes y centros comerciales" que impliquen conductas o expresiones "verbales o no verbales, con connotación sexual, que afecten o dañen su dignidad, integridad, libertad, libre circulación o permanencia" que generen un ambiente hostil.

La norma pretende modifica también el artículo 9 de la ley 26.485 para implementar una línea telefónica gratuita y accesible en forma articulada con las provincias a través de organismos gubernamentales pertinentes, destinada a dar contención, información y brindar asesoramiento y asistencia en materia de prevención de la violencia contra las mujeres víctimas de "acoso callejero". 

9 de cada 10 mujeres lo sufren 

Según un relevamiento difundido este año por la agrupación Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá), el 93% de las mujeres sufrió a lo largo de su vida acoso callejero. Cruzar de vereda para evitar este tipo de episodios es una estrategia que dijo tomar el 83% de las encuestadas. Los resultados del trabajo del que participaron 1.300 argentinas de 11 provincias muestran, además, que las mujeres caminan con miedo.

 

 

Un 63% manifestó sentirse insegura al circular sola por la vía pública y otro 17% dijo que la situación le generaba mucha inseguridad. Para el 84% el panorama más complejo se vive por la noche.

Contra esto, muchas optan por evitar lugares oscuros, alejados, aislados o con poca gente (90%) y deciden salir acompañadas de otra mujer (80%) o de un hombre (78%). A su vez, la mitad señaló que intencionalmente usa ropa que no llame la atención en busca de que no la acosen. 

Fuente: Clarín